Blog

EL MENSAJE DE UN AFRICANO A LOS ESTADOUNIDENSES: ¡AYUDENSE A SI MISMOS PRIMERO!


En este video de Op-Docs de New York Times Boniface Mwangi habla con estudiantes de la escuela secundaria de Carrborro en Carolina del Norte acerca de cómo encontrarse a sí mismos y como descubrir su voz propia. Boniface Mwangi es un aclamado fotoperiodista y activista de Kenya. Sus sorprendentes fotos sobre la violencia en Kenya ocurrida después de la fraudulenta elección de Mwai Kibaki (Dec. 27, 2007) lo hicieron famoso. Él también  es el fundador de Picha Mtaani, un movimiento juvenil dedicado a promover espacios para que los jóvenes se reconcilien y se vuelvan agentes de reconciliación con miras a crear de una nueva Kenya. Los jóvenes de Carrborro son estudiantes involucrados en trabajos voluntarios y con la perspectiva de viajar a algún país necesitado del mundo para ayudar. La productora del video es Cassandra Herrman, una excelente cineasta de Oakland, Calif. nominada al premio Emmy. 

«Me preocupa que ustedes quieran salvar al mundo, pero ignoren lo que está pasando en su propia casa.» Esta afirmación elocuentemente resume el reflexivo contenido del video. En los Estados Unidos a los jóvenes y a sus padres les gusta la idea de ir a otro país a ayudar. El New York Times estima que por lo menos 1 millón de americanos viajan cada año a otros países para servir como voluntarios en alguna causa. Los países africanos son uno de los destinos favoritos de este voluntariado.

No hay nada maloen querer ayudar a otros, pero el señor Mwangi quiere que las mentes jóvenes que lo están oyendo se pregunten profundamente porqué quieren ser voluntarios. A una joven que expresa su deseo de ir a ayudar a las mujeres de India o de algún otros lugar necesitado, Mwangi le hace una pregunta directa: «Siendo que usted es una mujer de color, ¿porqué quiere emprender un largo viaje a la India para hablarle a otras mujeres cuando hay conflictos raciales en su propio país que afectan a su propia gente, que se parece a usted y a los hombres negros? Si usted habla de estas cosas aquí, le oirán más, porque usted vive en esta localidad?»

Ella lo mira por unos momentos, parpadea y dice: «No sé» Encoge los hombros y prosigue: «Quizás por la gente en India, El Oriente Medio y Africa sufren más que las mujeres americanas». «Tú no conoces esas personas allá, ni ellas te conocen. No te van a escuchar. ¿Porqué no empiezas localmente? es la respuesta de Mwangi.

La respuesta de la joven deja entrever el bombardeo de imagines extranjeras de pobreza, violencia y violación de los derechos humanos que constantemente publican los medios en Estados Unidos, creando una percepción incompleta de lo que pasa en otras partes en los muchachos y sus padres.  

«Hay un cierto sentido de glorificación y falso heroísmo.» Comentó otro joven. «Cuando hago algo parecido aquí la gente no parece emocionarse tanto.» Por otra parte, entre las ideas incómodas que se ventilaron en este encuentro figura el hecho de que probablemente, tomando en cuenta el valor de estas experiencias en aplicaciones y  hojas de vida, los voluntarios que viajan a estos países resultan más beneficiados que las comunidades a las que pretenden ayudar. 

Ayudar es bueno, pero uno tiene que preguntarse porqué quiere hacerlo. Si realmente existe el espíritu altruista, ¿porque no empezar localmente? ¿Porqué emprender viajes largos y costosos cuando hay igual necesidad en la comunidad local? ¿Realmente los resultados ameritan los costos? ¿Cuál es la forma más efectiva y eficiente de ayudar? 

Email me when people comment –

You need to be a member of Planeta En Vivo to add comments!

Join Planeta En Vivo